DESCRIPCIÓN DE PROTOCOLOS EN CANDIDIASIS Y MICOSIS GENITALES

Nos complace compartir este trabajo realizado por el Ldo. Don Francisco Javier Sánchez Acebes, Ldo. Bioingenieria y Química, Máster en Bioquímica y Naturopatía.

Recordamos que esta información es exclusiva para uso de los Profesionales de la Medicina y la Salud.

PHARMAFARMA® DESCRIPCIÓN DE PROTOCOLOS EN CANDIDIASIS Y MICOSIS GENITALES

Enfoques nutricionales en Candidiasis:

Para las mujeres con infecciones vaginales crónicas, Probablemente el método más eficaz sea el de mantener una población saludable de bacterias beneficiosas en el intestino(óptima flora bacteriana beneficiosa), ya que pueden reducir el riesgo de infecciones vaginales (Elmer GW et al 1996).

Yogurt y Probióticos. Los estudios han demostrado que la ingestión diaria de 150 ml de yogur enriquecido con Lactobacillus acidophilus vivos pueden aumentar los niveles de bacterias en el recto y la vagina (Shalev E et al 1996). Distintos estudios de laboratorio han demostrado que una taza diaria de yogurt reduce significativamente el riesgo de infección por cándidas y la posible colonización indeseable de éstas(Hilton E et al, 1992). Esta terapia es generalmente bien tolerada, excepto por personas con alergias específicas a la proteína de la leche. Incluso las personas que son intolerantes a la lactosa a menudo encuentran que el yogur es tolerable.Aunque lo mejor es usar un preparado comercial de acidofilus que no sea de origen lácteo.

Fructooligosacáridos: Los fructooligosacáridos son un tipo de azúcares que han demostrado su eficacia para aumentar los niveles de bacterias beneficiosas. Una cucharadita (4 g) al día de fructooligosacáridos promueve la proliferación de bacterias beneficiosas (bífidus) en los intestinos (Howard MD et al 1995; Oyarzabal OA et al 1995; Buddington RK et al 1996).

Otros nutrientes que combaten las infecciones por hongos

Ciertos nutrientes han demostrado reducir el riesgo de infección por hongos al atacar a los organismos directamente o aumentar la respuesta inmune. Estos incluyen los siguientes:

El sello de oro. El ingrediente activo de la raíz de sello de oro se llama berberina. Una de sus muchas acciones farmacológicas es la inhibición del metabolismo de ciertos microorganismos, incluyendo hongos. En laboratorio laboratorio mediante estudios con animales, se ha comprobado y demostrado que actúan de forma sinérgica con la anfotericina B intravenosa, lo que permite una reducción drástica en las dosis terapeúticas a utilizar (Han Y et al 2005). La berberina también ha demostrado una actividad antifúngica directa en laboratorio (Slobodnikova L et al 2004).
Otros compuestos antimicrobianos han sido identificados en el sello de oro. Nueve compuestos han sido aislados a partir de una muestra disponible en el mercado de la raíz de sello de oro (Hydrastis canadensis).

Lactoferrina. Varios estudios han encontrado que la lactoferrina, una subfracción de proteína del suero , inhibe una amplia gama de bacterias, levaduras y parásitos intestinales. La Lactoferrina por vía oral parece sobrevivir a la acidez estomacal y así puede absorberse en el estómago y además ser excretada en tejidos como el mamario o el de las glándulas salivales (Percival M 1997; Lupetti A et al 2002). Se ha descrito como una parte importante de la defensa del huésped en inmunidad primaria contra los microorganismos como Cándidas (Orsi N 2004). Es capaz la lactoferrina de inhibir a las C. albicans, (van der Kraan MI et al 2005). En estudios de laboratorio, la mayoría de los cultivos y colonias de C. albicans sucumbieron a la lactoferrina (Samaranayake YH et al 2001).
La Lactoferrina ha dado buenos resultados en combinación con fluconazol, un medicamento antifúngico (Kuipers ME et al 1999), lo que demuestra que la lactoferrina y los medicamentos antimicóticos actuan en sinérgia para reducir las infecciones micóticas orales en individuos infectados con VIH. En un estudio diferente,la lactoferrina humana era eficaz contra las cepas de Candida que se habían vuelto resistentes a fluconazol y la anfotericina B, aumentando la posibilidad de una terapia nueva y potente (Viejo-Díaz M et al 2005).

Aceite de árbol de té. Los estudios han demostrado las propiedades antifúngicas del aceite del árbol del té (Melaleuca alternifolia) frente una amplia gama de hongos, como Candida. Dosis controladas de aceite de árbol del té pueden ser utilizadas como un tratamiento tópico eficaz para la infección por Cándidas dermatológicas y paroniquia (uñeros o padrastros). El mecanismo de acción del aceite de árbol de té frente a C. albicans, C. glabrata y Saccharomyces cerevisiae, los estudios se realizaron para cada una de las cepas de levaduras, con aceite de árbol de té, durante un máximo de seis horas. Las colonias fueron marcadas con azul de metileno para ayudar a los investigadores a observar alteraciones en la permeabilidad de la membrana. La Fluidez de la membrana se determinó por fluorescencia. Los estudios encontraron que las propiedades antifúngicas de la esencia del aceite de árbol de té se debian a su capacidad de alterar la pared celular del hongo. (Hammer KA et al, 1997, 1997, Rushton RT et al 1997).

Los aceites esenciales. Los aceites de varias hierbas, incluyendo el clavo, la pimienta y el orégano en especial, han sido probados contra los microorganismos tipo Cándida (Hronek M et al 2005; Tampieri MP et al 2005). En un estudio en animales inmunodeprimidos, tanto el aceite de orégano como el aceite de clavo habían reducido el número de recuentos de colonias en las muestras de cultivo sembradas con los tejidos bucofaríngeos (N Chami et al 2005). El aceite de orégano en combinación con el aceite de clavo también se observó y demostró que reducia la “carga” de hongos, lo que disminuía el riesgo de infección por cándida en modelos de animales con Candidiásis vaginal (F Chami et al 2004).

El ajo. El ajo tiene una serie de propiedades antimicrobianas y ha demostrado que inhibe el crecimiento in vitro de las candidas en el laboratorio (Iwalokun BA et al 2004). Los estudios de laboratorio han revelado que la cándida es especialmente sensible a un extracto purificado de ajo conocido como alcohol arílico, que produjo el estrés oxidativo en el interior del organismo de las levaduras además de inhibir su crecimiento (Lemar KM et al 2005). Otros estudios han demostrado que los extractos de ajo comienzan a ejercer su efecto antimicótico una hora después de la ingestión (Hronek M et al 2005).


Recomendaciones Pharmafarma®:

Con hacer unos simples cambios en nuestro estilo de vida ,se ha comprobado y demostrado que son suficientes para evitar micosis(T Hudson 2003):
•Reducir o evitar el azúcar refinado
•Evitar los alimentos con un contenido alto de levaduras.
•Comer al menos 2 yogurt al día para restaurar la flora normal del tracto digestivo (especialmente recomendado en infecciones micóticas orales o vaginales)
•Dormir lo suficiente.
•Bajar de peso si es necesario.
•Mantener las áreas afectadas secas.
•Evitar la ropa ajustada y medias.
•Intentar usar rompa íntima de algodón y transpirable.
•Usar salvaslip,compresas o tampones naturales de algodón (Natracare®).
•Además, los siguientes suplementos dietéticos pueden ayudar a reducir el riesgo y la severidad de las infecciones por cándida.
•Probioticos-hasta 900 miligramos (mg) al día de las bacterias beneficiosas, como Lactobacillus y Bifidobacterium .(Recomendamos elegir áquel que el laboratorio indique que puede ser usado vía vaginal además de oral,importante que no sean de origen lácteos.)
•Fructooligosacáridos (fos) hasta 4 gramos (g) al día .
•Sello de Oro -250 a 750 mg al día .(En España No está disponible.)
•Lactoferrina -300 mg al día (Nos gusta el InmunoKid® líquido de Distrifarma® y el jabón del mismo nombre comercial)
•Aceite Arbol del Té (Biover ® Ecológico ;aplicar dos gotas en el salva slip.)
•Aceite de Orégano -460 mg diarios
•Ajo -600 mg diarios de ajo de calidad Kwai ,:” La infección por hongos en la piel (incluyendo la tiña, el prurito del jokey y el pie de atleta). La tiña y el prurito del jockey responden a un tratamiento con gel de ajo que contiene 0.6% de ajoene (una sustancia química en el ajo) y se aplica a la piel. Para el pie de atleta se necesita un gel de ajo con una mayor concentración de ajoene (1%). De hecho, el gel con un 1% de ajoene parece ser tan eficaz para el pie de atleta como el medicamento Lamisil®).” Medline. (Nos gustan por ahora Ajo Xtra® de Bional®).
•Lavados con agua y bicarbonato de calidad farmaceútica (Dr.Torres®)
•Acido Caprílico: 350-750 mg diarios repartidos en dos tomas.
•Existe un preparado con Ac.Caprílico+orégano+pomelo+papaya muy interesante,pero lo reservaremos y recomendaremos para Candidiasis crónicas y severas de repetición.
•Estos Productos están disponibles contactando: herbolariolaaldea@hotmail.es ó www.herbolariolaaldea.com
•Consultas: pharmafarma@hotmail.com



Candida y hongos Advertencias de Seguridad


El sello de oro
•Cuando se toma durante un período prolongado de tiempo, el sello de oro puede causar problemas digestivos, estreñimiento, excitación nerviosa, alucinaciones y delirio.
•No tome sello de oro más de 3 semanas seguidas. Espere por lo menos 2 semanas antes de volver a utilizar el sello de oro.

Ajo
•El principio activo del ajo,la alicina, tiene la propiedad de “fluidificar” más la sangre, se comporta como un anticoagulante (al modo de Sintrom®, pero sin su potencia.)
•Suspender el uso del ajo antes de cualquier procedimiento quirúrgico.
•El ajo puede causar dolor de cabeza, dolor muscular, fatiga, vértigo, ojos llorosos, asma y síntomas gastrointestinales como náuseas y diarrea.
•La ingestión de grandes cantidades de ajo pueden causar mal aliento y olor corporal.


Ajo: Kwai® es el producto estandarizado de ajo en polvo que se ha usado en numerosos estudios (producido por LichtwerPharma GmbH, Berlín, Alemania). Está estandarizado a 1.3% de alicina. Otra investigación ha usado una preparación
estandarizada con un contenido de 220 miligramos de ajo en polvo y 2.4 miligramos de alicina. En los Estados Unidos,el ajo de grado farmacéutico contiene 0.3% (en polvo) a 0.5% (fresco, seco) de alicina, mientras que en Europa, el ajode grado farmacéutico debe tener al menos 0.45% de alicina.

Bibliografía

Barrie SA. Heidelberg pH capsule gastric analysis. In Pizzorno JE, Murray MT eds. Textbook of Natural Medicine, Volume 1. Seattle, Washington John Bastyr College Publications, 1992.
Braunwald DE, Kasper DL, et al. Harrison’s Principles of Internal Medicine. 15th ed. New York: McGraw-Hill Medical Publishing Division; 2001.
Buddington RK, Williams CH, et al. Dietary supplement of neosugar alters the fecal flora and decreases activities of some reductive enzymes in human subjects. Am J Clin Nutr. 1996 May;63(5):709–16.
CDC (Centers for Disease Control). Candidiasis. 2003 Dec. Available at: http://www.cdc.gov/ncidod/dbmd/diseaseinfo/candidiasis_t.htm. Accessed May 21, 2004.
Guaschino S, De Seta F, et al. Efficacy of maintenance therapy with topical boric acid in comparison with oral itraconazole in the treatment of recurrent vulvovaginal candidiasis. Am J Obstet Gynecol. 2001 Mar;184(4):598-602.
Hammer KA, Carson CF, et al. In vitro susceptibility of Malassezia furfur to the essential oil of Melaleuca alternifolia. J Med Vet Mycol. 1997 Sep-Oct;35(5):375–7.
Han Y, Lee JH. Berberine synergy with amphotericin B against disseminated candidiasis in mice. Biol Pharm Bull. 2005 Mar;28(3):541–4.
Hilton E, Isenberg HD, et al. Ingestion of yogurt containing Lactobacillus acidophilus as prophylaxis for candidal vaginitis. Ann Intern Med. 1992 Mar 1;116(5):353–7.
Howard MD, Gordon DT, et al. Dietary fructooligosaccharide, xylooligosaccharide and gum arabic have variable effects on cecal and colonic microbiota and epithelial cell proliferation in mice and rats. J Nutr. 1995 Oct;125(10):2604–9.
Hronek M, Vachtlova D, et al. [Antifungal effect in selected natural compounds and probiotics and their possible use in prophylaxis of vulvovaginitis]. Ceska Gynekol. 2005 Sep;70(5):395-9. Review.
Kuipers ME, de Vries HG, et al. Synergistic fungistatic effects of lactoferrin in combination with antifungal drugs against clinical Candida isolates. Antimicrob Agents Chemother. 1999 Nov;43(11):2635–41.
Lemar KM, Passa O, et al. Allyl alcohol and garlic (Allium sativum) extract produce oxidative stress in Candida albicans. Microbiology. 2005 Oct;151(Pt 10):3257–65.
Lupetti A, Danesi R, et al. Antimicrobial peptides: Therapeutic potential for the treatment of Candida infections. Expert Opin Investig Drugs. 2002 Feb;11(2):309–18. Review.
McGinnis MR, Molina TC, et al. Evaluation of the Biolog MicroStation system for yeast identification. J Med Vet Mycol. 1996 Sep-Oct;34(5):349–52.
Mitchell H. Vaginal discharge: Causes, diagnosis, and treatment. BMJ. 2004 May 29;328(7451):1206–8.
Oyarzabal OA, Conner DE. In vitro fructooligosaccharide utilization and inhibition of Salmonella spp. by selected bacteria. Poult Sci. 1995 Sep;74(9):1418–25.
Sheppard D, Lampiris HW. Antifungal drugs. In: Katzung B, ed. Basic and Clinical Pharmacology, 9th ed. New York: McGraw-Hill/Lange Medical Books; 2004.
Slobodnikova L, Kost’alova D, et al. Antimicrobial activity of Mahonia aquifolium crude extract and its major isolated alkaloids. Phytother Res. 2004 Aug;18(8):674–6.
Sobel JD, Chaim W, et al. Treatment of vaginitis caused by Candida glabrata: use of topical boric acid and flucytosine. Am J Obstet Gynecol. 2003 Nov;189(5):1297-300.
Tampieri MP, Galuppi R, et al. The inhibition of Candida albicans by selected essential oils and their major components. Mycopathologia. 2005 Apr;159(3):339–45.
van der Kraan MI, Nazmi K, et al. Lactoferrampin, an antimicrobial peptide of bovine lactoferrin, exerts its candidacidal activity by a cluster of positively charged residues at the C-terminus in combination with a helix-facilitating N-terminal part. Biol Chem. 2005 Feb;386(2):137–42.
www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/natural/300


Esta información es exclusiva para uso de los Profesionales de la medicina y la salud.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LAS PAC (PROANTOCIANIDINAS) EN LA PREVENCIÓN DE LAS INFECCIONES DEL TRACTO URINARIO

LOS ÁCIDOS GRASOS. TIPOS

¿SUPERALIMENTOS, ALIMENTOS FUNCIONALES, ENRIQUECIDOS O NUTRACÉUTICOS?