EL AZAFRÁN FRENTE A LA ANSIEDAD Y LA DEPRESIÓN

El azafrán (Crocus sativus) es una planta ampliamente conocida usada en la cocina tradicional, originaria de Irán, utilizándose los largos pistilos de la corola de la flor. Para obtener 1 kilogramo de azafrán se necesitan recolectar pistilos de 120.000 flores, por ello está considerada como la especia más cara del mundo. 

Su uso como especia en la gastronomía para dar color y sabor a las comidas está ampliamente extendida, pero también es usada como colorante natural y también desde muy antiguo se usa para fines terapéuticos.


(Imágenes Saffron crocus, Crocus sativusFuente: https://en.wikipedia.org/wiki/Saffron) 

Componentes del Crocus sativus: los pistilos, que es la parte utilizada tanto con fines alimentarios como terapéuticos, contienen:

  • Flavonoides: entre ellos destaca los carotenoides, betacarotenos, zeaxantina y delfinidina.
  • Heterósidos: destacando la crocetina, picocrocina, crocetina y crocina
  • Aceites esencial: el safranal que se forma durante la maduración del azafrán, safranol, oxysafranol, cineol y pineno. 
  • Vitaminas: tiamina (vitamina B1) y riboflavina (vitamina B2)
  • Minerales: magnesio y cobre
  • Hidratos de carbono: el disacárido gentiobiosa
  • Ácidos grasos: ácido laúrico, palmítico, oleico y esteárico
Usos terapéuticos del azafrán: El uso tradicional como remedio natural del azafrán se remonta a la época de los antiguos egipcios, utilizándolo para el tratamiento de los desórdenes urinarios, menstruales y para la salud de la vista. A lo largo de la historia se ha seguido utilizando con distintos fines. Hipócrates (padre de la medicina) constató su uso en enfermedades de la vista, dolor de oído y dientes, en úlceras de la piel, boca o genitales. 

En fitoterapia se destaca el uso del azafrán como:

Protector hepático: el azafrán tiene propiedades hepotoprotectoras; gracias a su contenido en crocetina, estimula la producción de bilis y la fluidifica, ayudando al proceso digestivo y previniendo la formación de piedras en la vesícula biliar. 
  • Digestivo: estimula el apetito y la digestión, por su contenido en componentes aromáticos y amargos como la picrocina, que hace aumentas las secreciones digestivas y salivales. 
  • Regulador del ciclo menstrual: el azafrán ejerce un efecto emenagogo y antiespasmódico, ayudando a paliar los síntomas premenstruales y la dismenorrea. Tiene efecto sobre los cólicos uterinos y mejora el flujo de la menstruación. Resultados de estudios consiguieron reducir en un 50% los síntomas asociados al síndrome premenstrual como pueden ser la fatiga, cambios de humor o inflamación.
  • Mejora la memoria: el extracto de azafrán, rico en crocina y crocetina ha demostrado mejorar la memoria y las habilidades cognitivas y de aprendizaje.
  • Previene enfermedades cardiovasculares: gracias a la riqueza en antioxidantes del azafrán, ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares. Estudios científicos relacionan la crocetina con la reducción del colesterol.  
  • Gingivitis y problemas dentales
  • Antioxidante: la crocina es un potente antioxidante natural, secuestrando los radicales libres y ayudando a retrasar el envejecimiento celular. 
  • Favorece la sudoración y remite estados febriles.
No sólo se cuentan con los estudios de épocas antiguas. En los últimos años, la ciencia ha puesto mucho interés en esta planta y son muy variados los estudios que se han llevado a cabo para confirmar los beneficios que tiene en nuestro organismo.

El azafrán para combatir los estados de nerviosismo, ansiedad y depresión: Esta planta contiene sustancias aromáticas sedantes que ayudan a combatir el nerviosismo y la ansiedad. También ha sido ampliamente estudiado para tratar la depresión leve y moderada.

Uno de los principios activos del azafrán es la crocetina y los flavonoides, con estudios donde se ha comprobado una efectividad similar a la de los fármacos recetados en casos de depresión leve o moderada e irritabilidad, sin tener los efectos secundarios que pueden derivarse del uso de algunos medicamentos.

Puede indicarse como una solución natural para el tratamiento de la desmotivación, cambios de humor, alteraciones en el sueño, irritabilidad o depresiones moderadas. Los estudios científicos continúan y se enfocan en el poder antioxidante del azafrán y como protector cardiovascular.

SAFFRATONINE 


Ingredientes: por 2 cápsulas

Ingredientes
Cantidad
VDR
Extracto estandarizado de azafrán (Crocus sativus)
2% safranal
Crocina y picrocina
70 mg

Vitamina B1
1,1 mg
100%
Vitamina B2
1,4 mg
100%
Vitamina B3
16 mg
100%
Vitamina B6
1,4 mg
100%
Vitamina B8
50 µg
100%
Ácido fólico
200 µg
100%
Vitamina B12
2,5 µg
100%
* VDR: Valor diario recomendado

Advertencias: Consultar al médico o farmacéutico en caso de utilización simultánea con algún tratamiento contra la depresión. No administrar a niños menores de 12 años.

Rosario Aguilar Ramos - Técnico Farmacéutico Distrifarma

Comentarios

Entradas populares de este blog

Urocran y las Infeciones de Orina

EL ÁCIDO HIALURÓNICO Y EL ENVEJECIMIENTO

NOTAS SOBRE EL ESTADO DEL CBD EN EUROPA VS EXTRACTO DE CANNABIS