FITOTERAPIA EN TRASTORNOS RELACIONADOS CON LA PRÓSTATA


(fuente foto: www.pxhere.com)

Desde los 30 años, de forma natural la próstata aumenta progresivamente de volumen debido a los cambios hormonales. A partir de los 50, este crecimiento es más marcado, de manera que más de un 50% de los hombres por debajo de los 60 años y un 70% después de los 70 años sufren trastornos relacionados con la próstata.

Pero, ¿qué es la próstata?: 
Es un órgano glandular situado debajo y a la salida de la uretra que, funciona como una vejiga secundaria que ejerce presión para que el semen sea expulsado por la uretra al exterior y también tiene la capacidad de cerrar el paso de la vejiga para impedir que esta se libere durante el coito. Por su posición, cuando la próstata se inflama, constriñe la uretra, obstruyendo el flujo de orina y ocasionando los molestos síntomas relacionados con la micción.
(foto fuente: www.flickr.com)

La Hiperplasia benigna de próstata:
La Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP), también llamada adenoma prostático, se caracteriza por un incremento en el tamaño de la próstata en hombres adultos a partir de los 50 años. Es un trastorno de carácter benigno que puede dar lugar a complicaciones como retención urinaria aguda o crónica, hematuria (sangre en orina), infecciones, cálculos y divertículos e incluso insuficiencia renal en casos avanzados.

(foto fuente: es.wikipedia.org)

Aunque la causa no está bien definida, está relacionada con la proliferación de células prostáticas que deriva de una disminución con la edad de la proporción de testosterona/estrógenos debido al aumento de la tasa de conversión de testosterona a dihidrotestosterona catalizado por la enzima 5-α-reductasa. Los hombres con HBP presentan un incremento en la actividad de esta enzima que, deriva en una proliferación de las células de la próstata. 

Por otro lado, el estímulo de los neuroreceptores alfa, de concentración elevada en el tejido prostático, provoca también un incremento de la presión en el interior de la uretra con la consecuente aparición de síntomas.
Los síntomas más frecuentes en la HBP son:
  •  Dificultad al orinar
  • Irritación en la vejiga
  • Aumento de la frecuencia de micción, especialmente por la noche
  • Flujo urinario débil, vacilante o interrumpido 
  • Urgencia al orinar con pérdidas involuntarias de orina 
Un problema asociado a la HBP es la “incontinencia por rebosamiento” en la que el crecimiento de la próstata constriñe la uretra provocando un goteo constante de orina y un vaciado incompleto de la vejiga.

Más vale prevenir…: 
Muchas veces el tratamiento se solicita cuando las molestias afectan a la calidad de vida, por lo que la prevención es un punto a considerar. El tratamiento farmacológico es sólo sintomático y la fitoterapia es una práctica ampliamente extendida en los pacientes con HBP, apoyado por estudios que coinciden en la ventaja de la ausencia de efectos adversos.

¿Cuáles son las plantas y componentes que se han usado y que se están usando para ayudar en la HBP?
  • Serenoa repens (Saw palmeto): llamada palmera enana americana y originaria de EEUU, es reconocida por sus propiedades antiinflamatorias y diuréticas, y se ha usado para desinflamar la próstata y facilitar el paso de la orina. Su mecanismo de acción se basa por una parte sobre la enzima 5-α-reductasa bloqueándola, evitando así la formación de DHT, y por otra parte compitiendo sobre los receptores del DHT impidiendo así el desarrollo celular. También inhibe el metabolismo de las prostaglandinas ayudando a obtener un efecto antiinflamatorio.
(foto fuente: www.flickr.com)
  • Pygeum africanum: la corteza del árbol de ciruela africana tiene efectos positivos en la HBP al ser rica en: 

    • Fitosteroles como el beta-sitosterol, con efecto antiinflamatorio ya que inhiben la formación de prostaglandinas (mediadores inflamatorios) 
    • Terpenos pentacíclicos que tienen un efecto anti-edema o descongestionante 
    • Esteres del ácido ferúlico que controla directamente la actividad de la testosterona en la próstata
(foto fuente: www.cliccaescience.it)
  • Urtica dioica: La raíz de la Ortiga contiene esteroles y glucósidos (incluyendo el sitosterol), lignanos, lectina y aglutinina. Componentes con actividad antiinflamatoria, débil inhibidor de la enzima 5-α-reductasa. Se suele combinar con otras especies para aumentar sus efectos. 
  • Cucurbita pepo: En América tradicionalmente se han usado las semillas de calabaza para el tratamiento de trastornos urinarios. El desarrollo de marcas registradas, como la EFLA®940, tiene como fin mejorar sus efectos controlando la titulación en los componentes activos. (https://www.fitoterapia.net/php/descargar_documento.php?id=6609&doc_r=n) En este caso, se han hecho estudios de este extracto de semillas de calabaza (Cucurbita pepo) libre de grasas, donde los componentes activos están más concentrados y donde el producto es más estable al evitar la posible oxidación de las grasas. Como resultado se observa la inhibición de la enzima 5-α-reductasa, disminuyendo en consecuencia la cantidad de DHT (dihidroxitestosterona) y aliviando los síntomas de la HBP. Otros estudios han observado en hombres de edad avanzada disminución de la micción nocturna afectados de poliuria (frecuencia excesiva de micciones caracterizadas por pequeños volúmenes de orina), disminución de la presión ejercida por la vejiga. Las semillas de calabaza intervienen también en la prevención de formación de cálculos de vejiga haciendo bajar la cristalización de oxalato cálcico.
(foto fuente: www.flickr.com)
  • Pinus pinaster: El extracto de pino marítimo es rico es fitosteroles, principalmente beta-sitosterol, que actúa inhibiendo la enzima 5-α-reductasa, jugando un papel de α-bloqueante influyendo de manera positiva en las pérdidas involuntarias de orina y con un efecto antiinflamatorio añadido al disminuir la producción de prostaglandinas que se acumulan en las próstatas hipertróficas. 
  • Vaccinium macrocarpon: El arándano rojo silvestre se asocia a la prevención de las infecciones urinarias en la mujer, por lo que era cuestión de tiempo analizar su posible efecto sobre los problemas de las vías urinarias en hombres. Estudios recientes con una trade mark, Flowens™, han mostrado una reducción significativa de la clínica en hombres mayores de 45. (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26049866
  • Extracto de polen de hierba de centeno: Las preparaciones a bases de polen se usan hace más de 35 años en urología y está avalado por numerosos estudios. Su uso está relacionado con la disminución de la medida de la próstata al tener un efecto inhibidor sobre la división celular, lo que mejora simultáneamente la frecuencia y limpieza de la orina. Es la práctica se traduce en disminución de la frecuencia y urgencia de la micción, sobre todo durante la noche. 
  • Otros componentes beneficiosos son el Licopeno y la lecitina de soja
Sinergia: 
La combinación de varias de estas plantas pueden incrementar el efecto beneficioso sobre la próstata.

¿Qué otras medidas son beneficiosas para aliviar los síntomas de la HBP?


Ante un hombre que manifiesta necesidad constate de orinar, grandes esfuerzos al iniciar la micción y síntomas característicos de la HBP, recomendar visita médica y seguir los siguientes consejos: 

  • Evitar aguantar las ganas de orinar 
  • Beber líquido de forma regular pero evitar beber mucho líquido de una sola vez, antes de dormir… 
  • Hacer actividad física para fortalecer los músculos pélvicos 
  • Aún no teniendo ganas, orinar cada dos horas 
  • Evitar alimentos condimentados y bebidas diuréticas (café, alcohol…) 
  • No dejar la orina goteando al final de la micción, apretando la uretra, para evitar infecciones 
  • Evitar medicamentos que provoquen retención urinaria 
  • Tratar el estreñimiento



PHYSALIS PROMAN FORTE



Complemento alimenticio. 30 comprimidos. Physalis Proman forte.

Ingredientes: Polvo de arándano (22,4%), extracto de calabaza (22,4%), extracto de polen en flor de centeno (16.9%), agentes de carga: celulosa microcristalina, hidroxipropilmetilcelulosa, extracto de corteza de pino marítimo (esteroles vegetales 8.3%), acetato de D-alfa-tocoferilo, licopeno, bisglicinato de zinc, antiaglomerantes: mono y diglicéridos de ácidos grasos, ácido esteárico, estearato de magnesio, dióxido de silicio, gelificante: hidroxipropilmetilcelulosa, seleniometionina, emulgentes: carboximetilcelulosa, glicerol, clorhidrato de piridoxina.


Composición:
Composición
Por 2 comprimidos
Vaccinium macrocarpon (Flowens®)
Cucurbita pepo ext. (>0.1% adenosina, 2-4% derivados fenólicos (enterodiol))ç
Secale cereale flower pollen ext.
Pinus pinaster ext. (Phytopin®>99% esteroles totales, 70.80% beta-sitosterol)
Vitamina B6 (429%)
Vitamina E (325%)
Zinc (100%)
Selenio (182%)
Licopeno (Lycobeads®)
500 mg

500 mg


378 mg

185 mg



6 mg
39 mg
10 mg
100 µg
10 mg
             % de la ingesta de referencia (I.R.)
                   Flowens® es una trade mark de Naturex

Modo de empleo: 1 a 2 comprimidos al día. Tomar durante las comidas con un poco de agua. 






Comentarios

Entradas populares de este blog

LAS PAC (PROANTOCIANIDINAS) EN LA PREVENCIÓN DE LAS INFECCIONES DEL TRACTO URINARIO

LOS ÁCIDOS GRASOS. TIPOS

¿SUPERALIMENTOS, ALIMENTOS FUNCIONALES, ENRIQUECIDOS O NUTRACÉUTICOS?